Buscar este blog

Cargando...

jueves, 24 de mayo de 2012

MOBBING EN LOS PROFESIONALES DE ENFERMERÍA

El mobbing se da en todas las profesiones, pero los profesionales más perjudicados por este tema son los del ámbito de la enfermería.

Para realizar esta entrada me he basado fundamentalmente en una investigación denominada “Cisneros III”, ya que realiza un informe muy exhaustivo del tema que quiero tratar, el cual me ha parecido muy interesante y sorprendente.

La universidad de Alcalá de Henares en 2002 realizó una investigación denominada “Cisneros III”, para determinar el impacto del mobbing entre las enfermeras españolas.
Este estudio demostró que el mobbing o acoso psicológico en el trabajo es el primer riesgo de salud laboral de los profesionales de la enfermería.

Según los datos recogidos en este estudio, una de cada tres enfermeras afirman ser víctimas de mobbing. Un 40% lo es desde hace menos de 2 años, un 20% en el último año y un 14% lleva más de 10 años soportándolo. Un 77% de las enfermeras dice haber presenciado mobbing en su entorno laboral. Un 39% hace menos de 2 años y un 43% los ha presenciado desde hace más de cinco años.

Las causas surgidas a consecuencia del Mobbing, son que el 80% de las enfermeras comenta tener problemas físicos o psíquicos. Además un tercio de ellas también reconoce que  tiene secuelas graves o muy graves sobre su salud.

Las víctimas de mobbing de esta profesión tienen mayor absentismo laboral que el resto de sus compañeros de profesión. Además, los profesionales de Enfermería ostentan el mayor número de bajas por depresión y estrés (un promedio de 28 días al año). Esto genera que los algunos profesionales que sufren el Mobbing abandonen la profesión.

Las víctimas suelen ser los profesionales de mediana edad, entre los 40 y 50 años con contrato fijo. Las agresiones les suelen producir sentimientos de ansiedad, depresión, indefensión, impotencia y miedo.
Una de cada cuatro víctimas actúan de forma pasiva ante los ataques, y la mayoría de los compañeros que perciben los ataques no hacen nada para ayudar a la víctima. Solo en uno de cada diez casos se ayuda a la víctima. En relación a las organizaciones, para el 86% de los afectados el apoyo es bastante escaso o inexistente.

Las causas más habituales del Mobbing en esta profesión son:
La envidia o celos por competencias o capacidades que poseen las víctimas. (25%)
Suponer una amenaza por sus habilidades profesionales. (20%).
Ser diferente a los demás (17%)
Ser merecedor de felicitaciones o de reconocimientos profesionales (15%)
Disfrutar de situaciones profesionales o familiares favorables (13%)

Las características del entorno laboral en el ámbito sanitario, facilitan el acoso en estos lugares. Esto es debido a que el trabajo es competitivo e individualista, desmotivador, lleno de prejuicios, no confortable, agresivo y lleno de incidencias.

Lo más importante es identificar la situación de mobbing en el trabajo lo más rápido posible, ya que nos servirá para evitar los graves daños que puede sufrir la víctima.

Las conclusiones son, que es necesario informar sobre este tipo de riesgo laboral, para poder así detectarlo y prevenirlo.
Otro aspecto necesario para frenar este tipo de acoso en cualquier ámbito, es hacer público este problema tanto por parte de quién lo sufre como por parte del que lo percibe, porque si no es muy dificil el poder solucionarlo.

A la hora de defender una situación de mobbing de forma jurídica, tenemos más posibilidades de demostrarlo si hay testimonios de terceras personas, por eso el decirlo cuando se observan estas situaciones.

Y el último aspecto, para conseguir paliar las situaciones de mobbing y yo creo que es el más importante, es la involucración de las organizaciones ante los casos surgidos dentro de estas, ejerciendo un mayor respaldo a quienes lo sufren.  

BIBLIOGRAFÍA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada